Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general
© Robin Cagnon-Carbonne

El Centro-Sur de Montreal en plena efervescencia

Al noreste de las antiguas fortificaciones de Ville-Marie, actual Vieux-Montreal, levantaba antiguamente el faubourg Québec, en aquella época un barrio periférico extramuros situado en la Porte de Québec y construido a lo largo del Chemin du Roy, el camino que conectaba Montreal y la ciudad de Quebec. Faubourg Quebec era un barrio proletario, de comercio y de intercambio, ya la vez un sector fuertemente industrializado gracias a la proximidad del río San Lorenzo, elemento geográfico fundacional de la ciudad conjuntamente con los rápidos de Lachine.

Este sector de la ciudad, conocido con el nombre de Centro Sur, ha vivido múltiples y variados cambios urbanos a lo largo de su historia y en algunos casos, ha sido víctima de políticas y proyectos agresivos que lo han renegado al olvido colectivo hasta nuestros días.

Por ejemplo, aquí se construyó el emblemático puente Jacques-Cartier entre los años 1915 y 1930, uno de los principales accesos a la ciudad desde la orilla sur del río. Su construcción supuso el derribo de varios edificios de dos y tres plantas, así como islas enteras de industrias. Más tarde, con la llegada de los años sesenta y de la modernidad, se construye el proyecto de la Maison de Radio-Canada entre el 1969 y 1973, el cual supone la expropiación y derribo de viviendas y comercios, y la expulsión de hasta 5.000 habitantes de una superficie de 10,5 hectáreas. Finalmente, entre 1980 y 1985, llega la autopista Ville-Marie (A720) y el bulevar urbano Notre Dame, dos infraestructuras que desconectan completamente las partes norte y sur del barrio. Las cicatrices que estos últimos proyectos han dejado en esta zona han sido desastrosas para el desarrollo de la ciudad hacia el este y han hecho de este lugar un enclave sin precedentes.

En el año 2016 la Société Radio-Canada anunció, cuarenta y cinco años después de la construcción de su torre, que abandonaba las instalaciones para construir una nueva sede adaptada a las necesidades tecnológicas actuales. La noticia es, en cierto modo, escandalosa porque ratifica que aquellos grandes proyectos urbanos modernos fueron desastrosos. Por el contrario, la buena noticia es que el Centro-Sur tiene una segunda oportunidad.

Además, la Brasserie Molson, cervecería centenaria establecida en el barrio desde 1786 y una de las industrias más antiguas de la zona, ha anunciado este 2017 que traslada sus instalaciones en la periferia de la ciudad, liberando 8,5 hectáreas de terrenos, edificios patrimoniales y, sobre todo, 650 m de orilla fluvial en pleno centro urbano.

Ahora mismo pues, el futuro del barrio es incierto. En la ciudad de Montreal, tras el desarrollo y la construcción del nuevo barrio Griffintown al oeste del Vieux-Montreal, ahora toca mirar hacia el este.

A día de hoy, la Société Radio-Canada ya ha presentado públicamente el proyecto arquitectónico para su nueva sede, realizado por un consorcio liderado por la empresa inmobiliaria Groupe Broccolini. Asimismo, la empresa inmobiliaria Groupe Mach ha adquirido los terrenos de las antiguas instalaciones de la Société Radio-Canada. Desgraciadamente parece ser que, actualmente no existe ningún tipo de plan de mejora urbana o plan director para este sector. Esperamos que de aquí cuarenta y cinco años no tengamos que volver a empezar.

 

Marta Masferrer Juliol, arquitecta. Corresponsal del COAC en Montreal, Canadá

Julio 2017 

Printer-friendly versionPDF version
Tornar