Exposición "Sigurd Lewerentz. Fotograías de la obra construida"

Imatge: 
© Josep M Torra Pla

La Demarcación de Girona del COAC recupera la exposición "Sigurd Lewerentz. Fotografías de la obra construida" con fotografías realizadas por el arquitecto Josep Maria Torra durante los años 1991 y 1996, de algunas de las principales obras construidas por el arquitecto sueco.
 
En la exposición, que se puede ver en la cuarta planta del Edificio de la Pia Almoina de Girona, están expuestas las fotografías de:

.- Capilla de la Resurreción en el Cementerio del Bosque 1924.
.- Capilla en Enköping 1930.
.- Edificio para la Administración de la Seguridad Social en Estocolmo 1930.
.- Cementerio de Malmö (obra empezada durante los años 20 y continuada durante tosa la carrera de Lewerentz).
.- Capillas de Sant Knut y Santa Gertrude en el Cementerio de Malmö 1943.
.- Iglésia de Sant Mark en Björkhagen, Estocolmo 1956.
.- Iglésia de Sant Petri en Klippan 1963.
.- Quiosco de flores en el Cementerio de Malmö 1969.
 

Estas instantáneas fueron tomadas durante dos viajes realizados en Suecia, uno en 1990 y el otro en 1994. En aquellos momentos el conocimiento de la obra de Lewerentz fuera de Suecia era escaso: el libro magnífico de Janne-Ahlin, un artículo de Claes Caldenby en la revista Cuadernos número 169-70, una exposición del Ministerio de Obras Públicas (MOPU) sobre Asplund y Lewerentz ... y una frase que sobrevolaba todas las imágenes que vemos de su obra: "sólo sé que no lo haremos de la manera que ya sabemos ".

Sigurd Lewerentz es contemporáneo de Mies van der Rohe. Uno nació en 1885 y el otro en 1886. Ambos comparten una trayectoria deudora de la tradición clásica y obsesiva en el estudio de materiales y de detalles. Pero el camino de Lewerentz es opuesto al de Mies. Contra la objetividad o la serenidad de Mies, Lewerentz opone la crudeza de una construcción artesanal, geometrías desdibujadas, desórdenes, asimetrías o enigmas. En este sentido, el rechazo a mecanismos cotidianos, a modas o tendencias y la búsqueda de una expresión propia a un sentimiento poético de la vida creo que es lo que hace de Lewerentz un arquitecto tan importante.
Josep Maria Torra


Recientemente, la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Girona ha editado en su colección microgramos, una publicación sobre la obra de Lewerentz con fotografías de Josep Maria Torra y textos de José Quintanilla, Fabrizio Barozzi y Maria Pia Fontana.

Breve biografía de Sigurd Lewerentz
Nació el 29 de julio de 1885 en Bjartra, Suecia. En 1903 fue admitido en el Instituto Técnico Chalmers, en el departamento de ingeniería mecánica, pero después de un tiempo se trasladó al departamento de arquitectura. En 1908 se licenció en arquitectura y el año siguiente se inscribió en la Escuela de Arquitectura de la Academia de Arte en Estocolmo. En 1909 creó su propio estudio de arquitectura junto con Torsten Stubelius.

En 1911 se asoció con Gunnar Asplund para participar en el concurso por el proyecto del Cementerio del bosque en Estocolmo que efectivamente ganaron. Este proyecto fue redactado inicialmente por ambos arquitectos, pero las últimas etapas fueron realizadas exclusivamente por Asplund.

Lewerentz y Asplund también fueron los arquitectos principales para la Exposición Internacional de Estocolmo (1930). De esta época también son varios malentendidos que apartan a Lewerentz del ejercicio de la arquitectura durante unos años. A partir de 1940 dirige una fábrica que producía sus diseños de ventanas y otros accesorios arquitectónicos.

En 1933 obtuvo el primer premio en el concurso público para el nuevo edificio del teatro de Malmö, que no se llegó a realizar. Dos años más tarde, consiguió de nuevo el primer premio en la segunda vuelta del concurso, que realizó junto al ganador del segundo premio.

En la última década de su vida proyectó y construyó dos iglesias, St. Mark a Björkhagen, Estocolmo (1956) y St. Petri en Klippan (1963-66), que hicieron revivir su carrera como arquitecto. Continuó trabajando en propuestas de competición y diseños de muebles hasta poco antes de su muerte.

Printer-friendly versionPDF version