ARTíCULO | La rehabilitación, la herramienta de transformación de las ciudades y los arquitectos

Imatge: 
© Andres Flajszer

Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades de más de 300.000 habitantes, según un estudio de la consultora McKinsey publicado el 2017. También es en estas ciudades donde se concentra el mayor porcentaje de edificios, cada vez más envejecidas, y de contaminación. De hecho, el 35% de las emisiones de CO2 en Europa provienen de las actividades que se desarrollan en el interior de los edificios. Edificios en los que pasamos cerca del 90% de nuestro tiempo y que, por lo tanto, tienen que cumplir funciones cada vez más exigentes como ser saludables, confortables y sostenibles.

Las acciones de rehabilitación confirman que la mitad de las personas que han llevado a cabo una rehabilitación energética en su casa han mejorado la percepción de su salud, tal y como concluyen estudios europeos, y revalorizan el precio de las viviendas un 10%, según un estudio del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña.

Rehabilitar: hacer de los edificios espacios seguros, confortables, eficientes y saludables

Aun así, es imprescindible tener claro que “rehabilitar no es lo mismo que proyectar obra nueva”, como asegura Robert Brufau, doctor arquitecto y director del Posgrado de Rehabilitar desde la estructura de la Escola Sert del COAC, quien añade: “Las preexistencias y las cualidades de los materiales no son siempre fáciles de reconocer y, a menudo, en una rehabilitación hay numerosos aspectos que requieren una percepción muy subjetiva, alejada de pautas estandarizadas”.

Rehabilitar significa habilitar de nuevo, actuar sobre lo existente para adaptarlo a las necesidades actuales, como remarca el web renovaciourbana.cat, web del COAC para promocionar la renovación urbana. La misma página apunta hacia el confort, la seguridad, la habitabilidad, la salud y la eficiencia energética como requisitos indispensables que tienen que cumplir las rehabilitaciones de los edificios.

Y es que estas intervenciones no solo revalorizan los edificios, las viviendas o las obras patrimoniales. También los convierten en espacios más saludables y confortables, ya que si se rehabilitasen, por ejemplo, el 8% de las viviendas del Estado español (1,5 millones) que tienen bajos niveles de eficiencia energética, se conseguiría que 100.000 personas no considerasen que tienen una mala salud.

La rehabilitación, un nicho de futuro

La renovación urbana puede ser una potente herramienta de transformación de nuestras ciudades, la mayoría de las cuales tienen un parque de edificios muy envejecido. Es indispensable centrar los esfuerzos en actuar sobre los edificios y barrios ya existentes para mejorar lo que tenemos, y aún más en una sociedad con sensibilidad sostenible como la nuestra. Por eso no es de extrañar que en la encuesta de la profesión realizada por el COAC el 2016, se apuntase hacia la rehabilitación como uno de los sectores que transformarían la arquitectura. De los 1.700 arquitectos que respondieron el cuestionario, un 65% se dedicaban a la rehabilitación y de entre estos, un 30% la tenían como actividad principal.

Pero hacer de los edificios espacios saludables, confortables y habitables, seguros y eficientes energéticamente requiere de una importante intervención arquitectónica, que necesita de unos profesionales al frente formados expresamente para detectar, analizar y resolver cualquier situación derivada de la rehabilitación.

Es imprescindible “tener conocimientos para actuar en la consolidación de la estructura” y así garantizar aspectos como “el diseño de los nuevos elementos” o “la reparación de los viejos”. En definitiva, para Brufau, “hay que saber distinguir qué elementos eliminar, cómo convivirán los elementos y materiales iniciales con los nuevos, cómo compatibilizar lo viejo con lo nuevo”. Sin olvidar, tampoco, la importancia de reconocer el valor patrimonial de los edificios y, por lo tanto, la necesidad de tener conocimientos históricos y de técnicas de restauración.

La formación en rehabilitación de la Escola Sert, la opción para hacer el salto al mundo profesional

La Escola Sert, a través de su programa formativa, da respuesta a todas esas cuestiones y ofrece una formación completa en rehabilitación, totalmente orientada a la práctica profesional y en diferentes formatos, presencial y online. Encontrarás desde cursos específicos hasta temáticas vinculadas a la rehabilitación, hasta una amplia formación de especialización, como nuestros posgrados en Rehabilitación y Rehabilitar desde la Estructura, que capacitan al arquitecto para llevar a cabo las obras de rehabilitación de un edificio, mientras aprenden a detectar y diagnosticar las lesiones de un edificio, conocer las formas de intervenciones y reparación más habituales en los diferentes sistemas constructivas y gestionar y controlar el proyecto de rehabilitación. En su ámbito, el posgrado en Rehabilitación desde la Estructura te permitirá desarrollar con garantías cualquier proyecto de consolidación o refuerzo estructural, prestando una atención especial a las intervenciones basadas en el uso del acero.

Consulta todos los cursos sobre rehabilitación.

7/11/2018
Tornar