Puntúa de l'1 al 5 els següents aspectes de les noves seccions.
Pregunta 1 2 3 4 5
Disseny del nou entorn
Facilitat d’ús
Utilitat de les gestions que pots realitzar
Impressió general
Imatge: 
© Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC)

Paseo por el barrio de La Clota con el Grupo de Trabajo de Horta-Guinardó

El pasado sábado 17 de junio, el Grupo de Trabajo de Horta-Guinardó del Colegio de Arquitectos organizó una ruta guiada por el barrio de La Clota.

El paseo empezó en la estación de metro de Horta a las 10 h. En una ruta que tuvo una duración de 2 horas, se visitaron algunos puntos de interés como las Rieras de Sant Genís y de Marcel·lí, el Pasaje de Feliu, la masía de Ca l'Andalet, la Torre Jussana y el Pabellón de la República. 

Situada en una hondonada entre El Carmel, La Vall d’Hebron y Horta, La Clota es uno de los núcleos de población más antiguos del Distrito de Horta-Guinardó. Su origen es a partir de la plana de can Tarrida, un antiguo mas del siglo XIII desaparecido.

El límite natural con la montaña era la riera de Horta. La abundancia de agua tanto superficial como subterránea propició que fuera un territorio fértil con cultivo de productos de huerta, donde cada casa tenía su pozo, y con muchas balsas y acequias para regar los campos. A la vez, esto favoreció la implantación de muchas lavanderías, que fueron una de las actividades más relevantes del barrio desde mediados del siglo XIX hasta el XX.

Afectada desde los años sesenta por planes urbanísticos, La Clota ha mantenido un aire rural, como un pueblo dentro de la ciudad. El crecimiento urbano ha sido poco intenso: muchas de las casas son de origen rural, algunas son autoconstruidas, y todavía hay algunos talleres y almacenes. Para los Juegos Olímpicos, nuevos viales rodearon el barrio, pero los vecinos se resistieron a proyectos de reforma que pretendían derribar muchas casas. La Clota es hoy en día un reducto rural en Barcelona.


29/06/2017
Tornar