Concurso fachada plaça Nova: seleccionados 12 equipos para la 2a fase

Imatge: 
© Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC)

El 26 de Febrero el Jurado del Concurso para seleccionar una propuesta para la rehabilitación y la mejora ambiental y energética de la fachada de plaça Nova del COAC decidió los doce finalistas que pasan a la 2ª fase del concurso, en la que se determinará el ganador.

Los doce han sido seleccionados de entre un total de 98 concursantes que han participado en la primera fase, entre los que se encuentran arquitectos y despachos muy diversos. El Jurado, después del examen de toda la documentación presentada por los participantes al Concurso y la correspondiente deliberación, decidió otorgar a los seleccionados la misma puntuación según la modalidad a la que se presentaban. Sobre el resto de las propuestas presentadas pero no seleccionadas, el Jurado les concede también una puntuación similar en función de su valía. Consultad aquí las puntuaciones. 

Los concursantes podían participar a través de 3 modalidades diferentes: modalidad A (el Jurado valoraba exclusivamente la experiencia de cada participante), modalidad B (se valoraba la calidad de los proyectos u obras previas de los concursantes) y modalidad C (el Jurado valoraba una idea propuesta para el objeto de este Concurso).

El decano del Col Colegio y presidente del jurado, Lluís Comerón, se ha mostrado satisfecho por el alto índice de participación en el Concurso, sobre todo en cuanto a los equipos que se han presentado en la modalidad C, destinada a promover y facilitar la participación. Asimismo, el decano ha manifestado que "el Concurso nos ofrece una oportunidad magnífica para dar a conocer la importancia de cuidar el parque arquitectónico y dotarlo de soluciones que hace unos años no existían y ahora nos tienen que hacer mejorar en sostenibilidad y eficiencia energética. Asimismo, nos permite poner en valor el papel clave que tienen los arquitectos como los profesionales que mejor pueden realizar este tipo de intervenciones".

Resolución final
La resolución final del concurso tendrá lugar durante el próximo mes de mayo, una vez todos los seleccionados hayan presentado su propuesta y el Jurado las haya valorado de nuevo. Según las bases del Concurso, el ganador recibirá la cantidad de 4.500 € (a cuenta de los honorarios), la adjudicación del encargo para la redacción del proyecto básico y ejecutivo y la dirección de obra.

El jurado del concurso está presidido por Lluís Comerón, decano del COAC. Cuenta como vocales con Rafael Moneo Vallés, arquitecto; Carme Pigem Barceló, arquitecta; Elisabeth Capdeferro Pla, arquitecta; Albert Cuchí Burgos, arquitecto; Carlos Ferrater Lambarri, arquitecto, presidente del Consejo de Habitat Urbà de Barcelona, ​​Ana Tostoes, arquitecta, presidenta de DOCOMOMO Internacional; Fernando Marzá, arquitecto, vocal de la Junta de Gobierno del COAC; Manuel Ruisánchez, arquitecto, vocal de la Junta de Gobierno del COAC; Enric Mir, arquitecto, vocal de la Junta de Gobierno del COAC. Y como secretaria con AssumpcióPuig, arquitecta, secretaria del COAC, que actúa con voz pero sin voto.

La sede de plaça Nova del COAC. Historia y situación actual
La sede colegial, obra del arquitecto Xavier Busquets, fue inaugurada en 1962. Ejemplo del llamado "Movimiento moderno", uno de los pocos que aún se conservan, se dotó de un elemento arquitectónico de gran singularidad, los murales de Picasso, que contribuyeron a la puesta en valor del contexto urbano donde se encuentran. Su valor patrimonial y artístico hace que esté catalogado como claro exponente de la arquitectura moderna internacional y también forme parte de los edificios protegidos de la ciudad de Barcelona, ​​perteneciente al conjunto especial del sector de las murallas romanas.

El edificio requiere ahora de una intervención integral que asuma la renovación completa de su fachada y de sus condiciones medioambientales y de consumo energético. Actualmente ya se han extraído unas placas de uralita que se habían añadido durante los años 70 y que, por tanto, no formaban parte del proyecto original. En cuanto al aislamiento térmico del edificio, la fachada había quedado totalmente obsoleta y hacía ya tiempo que requería una actuación en profundidad, que es la que se hará ahora.

Los retos: más allá de la fachada de plaça Nova

- Restaurar, que no quiere decir reproducir, un elemento con valor cultural, catalogado como patrimonio arquitectónico.

- Satisfacer los requerimientos de un edificio para el siglo XXI: a nivel funcional, medioambiental y de ahorro energético.

- Mantener el compromiso de ejemplaridad que tiene el Colegio de Arquitectos en cuanto a sus actuaciones. Este concurso ha de fomentar el debate y la mejora continua en un ámbito, el de la rehabilitación, que es y será el protagonista de las intervenciones a realizar en el parque edificado existente.

28/02/2014
Tornar