El COAC renueva los espacios públicos de su sede de Barcelona para mejorarlos y hacerlos más saludables

Imatge: 
Vista actual del techo del Altillo después de la intervención © Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC)
El COAC abre de nuevo los espacios públicos de su sede en Plaça Nova después de finalizar las obras de desamiantado que se han llevado a cabo en el vestíbulo y el espai Picasso entre los meses de mayo y agosto.

En total, se han extraído 6,44 toneladas de material de construcción con amianto del espacio Picasso y 13 toneladas del vestíbulo, localizado a 350 metros de conductos de climatización -que ya no estaban en uso- y el falso techo de estos espacios. Se trata del fibrocemento que aún quedaba en el edificio, procedente de los materiales con los que se había construido la obra, en 1962.

Precisamente con esta intervención, que ha dejado a la vista la estructura y proceso constructivo del edificio, se muestra la dicotomía existente entre una obra de arquitectura moderna y los medios tradicionales propios de la época en que se construyó.

Finalizada la extracción del amianto -que forma parte de las obras preliminares a las que se realizarán durante los próximos meses para renovar los espacios y adaptarlos al proyecto de Centro Abierto de Arquitectura de Barcelona-, se ha vuelto a abrir la Cooperativa Jordi Capell y el bar, y próximamente también se realizarán exposiciones en el Altillo.

Edificio libre de amianto
Con la intervención realizada en el vestíbulo y espai Picasso culmina el proceso de desamiantado del edificio iniciado en 2016 y 2017 cuando, con las obras de renovación de la fachada del edificio , se extrajeron los conductos con fibrocemento de las plantas 3ª, 6ª, 7ª y paneles de la fachada.  

La complejidad del proceso de extracción de amianto conlleva una ejecución delicada, que se ha llevado a cabo con las máximas precauciones -en cuanto a protección y confinamiento de la zona, renovaciones de aire, turnos de trabajo...- y siguiendo un plan de trabajo aprobado por el Departamento de Trabajo de la Generalidad de Cataluña. Previamente al desmontaje de la zona confinada, se han realizado las mediciones pertinentes para garantizar que el ambiente está totalmente libre de fibras.

Asimismo, aparte de las medidas normativas, las obras en el COAC han contado con la supervisión por parte del experto higienista Lluís Mallart (ACM), que ha realizado mediciones en el interior y exterior de la zona confinada para comprobar que no haya amianto en el ambiente.

Con estas obras, pues, se ha alcanzado un hito importante, que es la erradicación total del amianto en el edificio de Plaça Nova.

Renovación urbana para el bienestar de las personas
La renovación y mantenimiento de nuestros edificios responde a los retos de arquitectura sostenible, comprometida con el cambio climático y mejora del bienestar y salud de las personas.

La eliminación de materiales con amianto de los edificios e instalaciones, provenientes en gran parte de construcciones de los años 60 a 80, ha sido motivo de debate y se han llevado a cabo varias iniciativas reglamentarias. Así, el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo del año 2015 para erradicar el amianto en la Unión Europea establece entre sus conclusiones el objetivo de eliminar todo el amianto a finales de 2032.

Precisamente en esta línea se sitúan las ayudas que convoca la Generalidad de Cataluña destinadas a la retirada de residuos de materiales de aislamiento y de la construcción que contengan amianto, a los que se ha acogido al COAC para llevar a cabo las obras.

El objetivo es fomentar la retirada de los residuos que contengan amianto y gestionarlos correctamente, con el fin último de mejora ambiental y minimización del riesgo que este material conlleva para la salud pública.
2/09/2020
Tornar