Casa de cultura Hamburg Haus, ejemplo de edificio público en funcionamiento para albergar temporalmente a refugiados el 2015 © Guida Maymó

Refugees welcome - el crecimiento urbanístico inminente en Alemania

En los últimos 5 años, la crisis económica y los conflictos armados cercanos a Europa han hecho de las grandes ciudades alemanas ciudades doblemente de acogida. Conocedores de los resultados de olas migratorias pasadas, los arquitectos y urbanistas alemanes se enfrentan ante el reto de acoger y hacer ciudad en tiempo récord.

En 2015 más de un millón de personas llegaron a Alemania buscando refugio, duplicando el número de refugiados llegados del año anterior. Esto superó cualquier pronóstico y desbordó todas las administraciones locales. Este hecho marcó un punto de inflexión, una toma de conciencia. Eran mucha gente y habían venido para quedarse muchos años, lo que afectaba al futuro de ciudades alemanas como Hamburgo, a su planeamiento urbanístico, a sus procesos integradores ... La llegada continua de refugiados pide actuar rápido pero también hay que pensar en el futuro. Las decisiones que se tomen hoy marcarán el futuro de los próximos años. Por tanto, es un momento decisivo y todo el mundo quiere ser partícipe.

En primera instancia, los Lands alemanes pusieron en marcha en otoño de 2015 el Programa de Construcción de Excepción (Sonderbauprogramm), que tiene el objetivo de construir, en muy poco tiempo, viviendas para refugiados. La idea es que los refugiados no pueden quedarse indefinidamente en alojamientos temporales (containers, construcciones modulares, pabellones y edificios existentes readaptados) como hasta ahora.

Las iniciativas de la ciudad de Hamburgo

Con este programa, la ciudad-estado Hamburgo quiere construir 800 viviendas en cada uno de sus 7 distritos. La idea es que cooperativas y empresas privadas, así como la empresa pública, construyan estas viviendas con la condición de que los primeros 15 años la ciudad los alquilará a refugiados. Estos edificios, llamados también "edificios express" se construirán con la misma normativa y requerimientos actuales. La diferencia es que durante el tiempo en que vivirán los refugiados, vivirán el doble de personas de las que vivirían en una situación normal. Así, con estas 800 viviendas por distrito, se calcula que podrán vivir unos 4.000 refugiados y en toda la ciudad un total de 28.000. Son también designados alojamientos para refugiados con perspectiva de vivienda, ya que se prevé que después de los 15 años sean viviendas normales y, por lo tanto, en lugar de dar cabida a 4.000 personas, vivirán 2.000.

Paralelamente a las iniciativas del gobierno hamburgués para afrontar la llegada en masa de refugiados, en febrero de este año 2016, el Colegio de Arquitectos de Hamburgo (Hamburgische Architektenkammer HAK) llamaba a buscar la oportunidad que se esconde detrás de toda crisis. En un escrito, la presidenta del Colegio Karin Loosen pedía, en resumen, una planificación inteligente, la valentía de experimentar y manga ancha con respecto a las normativas técnicas (tan estrictas en general en todo Alemania). También reclamaba unificar esfuerzos desde políticas de vivienda y políticas de refugiados. Y, finalmente, anunciaba la apertura de una línea telefónica y una hora de consulta para dar consejo a promotores, cooperativas., Etc.

En este mismo sentido, un mes después, el mismo Colegio de Arquitectos de Hamburgo organizó un taller (Workshop) en el que se trabajó el tema de la acogida de refugiados en la ciudad. En el taller, de título "Hamburgo ciudad de acogida ... pero ¿cómo?", Se invitó a gente del ámbito de la arquitectura, la política, la administración y la participación ciudadana.

Salieron muchos temas a debate. Entre ellos, por ejemplo, la necesaria actualización del Plan de Usos de la ciudad: en muchas zonas todavía existe la tradicional separación estricta de usos, que en muchos casos no facilita un barrio vital y activo. Y se reivindicaba que las plantas bajas puedan ser intercambiadores sociales y punto de partida de procesos microeconómicos. También se hizo una crítica referente a la ubicación de estos nuevos barrios: hasta ahora pensados ​​mucho desde la matemática según los habitantes y m2 de superficie de los distritos, en lugar de buscar sencillamente los solares que más potencial tienen para ser receptores de estos nuevos barrios. También se hizo hincapié en la importancia de hacer procesos de participación ciudadana (así como de participación de los refugiados) para evitar conflictos posteriores.

El papel de la Universidad

En el ámbito de la Universidad también se reflexiona sobre el tema. Por ejemplo, el profesor Jörg Friedrich, que se ha dedicado a buscar soluciones económicas y socialmente integradoras a su cátedra de la Universidad Leibniz de Hannover, trabaja con sus alumnos lo que él llama Willkommensarchitektur (arquitectura de bienvenida). Partiendo de la base de que los containers cuestan € 20.000 y que, debido a la actual demanda, muchas veces están agotados, no son ya la gran solución. Por ello, piensan conceptos para alojar refugiados utilizando la arquitectura de manera integradora, reduciendo el tiempo de ejecución del proyecto y minimizando los gastos a costo de containers. Así pues, hacen propuestas como: rellenar ruinas arquitectónicas como el antiguo pabellón holandés, hacer remontas sobre cubiertas planas como en la propia Universidad de Hannover, llenar edificios de aparcamiento, ya que algunos de ellos en los últimos años siempre están medio vacíos, permitir la vivienda en un 1% de los huertos familiares (Kleingarten / Schrebergarten) o llenar vacíos urbanos (como el espacio entre dos medianeras de 4 o 5 metros de anchura). El denominador común de todos los proyectos es que no impliquen un alojamiento masivo (sino pequeñas unidades repartidas por la ciudad), que estén en lugares urbanos relativamente céntricos y promoviendo el intercambio y la proximidad de los refugiados con los habitantes.

Manuel Herz, un arquitecto que desde hace años investiga y publica sobre la arquitectura de los campos de refugiados del oeste del Sahara, comenta en una entrevista en Zeit Online: "La clave es que la población tenga contacto con los refugiados, y esto se puede lograr a través de la arquitectura o el urbanismo ".

También están implicados en este tema los estudiantes del Habitat Unido del profesor Philipp Misselwitz la TU-Berlin. En este caso, trabajan más con acciones y con arquitecturas inductoras de actividad. Reflexionan sobre cómo los refugiados pueden tomar parte de la ciudad, ser actores de la ciudad. De aquí salen conceptos como una cocina comunitaria en un parque, un huerto urbano, un servicio de suministro de comidas en bicicleta ...

Aparte de tomar decisiones sobre la integración de los refugiados, hay que pensar también con conceptos de construcción económica, tema de actualidad en las grandes ciudades alemanas. Hamburgo es ciudad de acogida desde ya de la crisis económica y lleva construyendo en los últimos años 6.000 viviendas por año y, sin embargo, sin contar con los refugiados, tiene déficit de vivienda. Este déficit provoca una alta demanda y trae como consecuencia que desde hace unos años los precios del alquiler aumentan drásticamente año tras año.

Las controvertidas "viviendas eficientes". La opinión de los arquitectos

Por ello, el Parlamento Hamburgués, aprobó el pasado 15 de septiembre de 2016 con los votos de SPD y los Verdes, los partidos gobernantes, el llamado Vivienda Eficiente (Effizienzwohnungsbau). Entre la vivienda social y la vivienda financiado libremente, han creado un nuevo tipo de vivienda que se ofrecerá a un coste aceptable (entre 8 y 9 € / m2, con estabilidad de 10 años) para  una cantidad notable de población que, si bien no entran en el grupo de la vivienda social, tampoco se pueden permitir los precios actuales que no bajan de los 12 € / m2. Según la SPD, la vivienda es el tema social clave del futuro de Hamburgo.

Estas viviendas eficientes no serán subvencionadas, por tanto, la idea del gobierno es que los inversores construyan casas muy baratas, haciendo algo parecido a casas en serie.

Quien construya este tipo de vivienda, podrá recibir solares municipales a un precio más económico.

Los arquitectos, naturalmente, han puesto el grito en el cielo. Se está reduciendo los costes de diseño las causas alterables del aumento drástico de los costes de la construcción en los últimos años, cuando, en realidad, son muchos los factores que provocan este incremento: el aumento de los precios de los materiales de construcción, el aumento del precio de los solares debido a una oferta limitada (punto donde la ciudad puede decidir, ya que algunos solares son públicos), unos procesos de cambio del Plan de Usos o de obtención de licencia largos y fatigosos y unos requerimientos cada vez más altos para los proyectos de edificación.

Si se reduce únicamente los costes a base de estandarización y tipificación nos podemos encontrar pronto con urbanizaciones como las de los años 60 y 70 ...

Este 2016 apenas se inician las obras de las viviendas para refugiados ... y a partir de ahora se iniciarán también los proyectos de las viviendas eficientes ... A pesar de las múltiples teorías y reflexiones que se puedan hacer sobre el tema, finalmente, son los arquitectos, urbanistas, promotores ... los que están llevando adelante los proyectos y que definirán los futuros barrios de la ciudad y su integración dentro de la ciudad. Según el profesor Jörg Friedrich "quizás estamos ante otro momento de esos donde se debe construir mucho y muy rápido. Y es importante que los arquitectos tengan un papel destacado para evitar grandes destrozos como en otros tiempos ... "

Guida Maymó Campos, arquitecta. Corresponsal del COAC en Hamburgo (Alemania)

 

Referencias:

Der Spiegel „Endlich verständlich: Fakten zur Flüchtlingskrise“ (25.06.2016)

Conferencia d’Ole Jochumsen, del departamento de Urbanismo y Vivienda de la Ciudad de Hamburgo (02.03.2016)

Conferencia de Matthias Kock, departamento de Urbanismo y Vivienda de la ciudad de Hamburgo

Colegio de Arquitectos de Hamburgo / Hamburger Architektenkammer www.akhh.de

Baunetzwoche#423 “Give them Shelter, willkommen in Deutschland

Rheinischen Post “Würdige Architektur für Flüchtlinge”

Norddeutscher Rundfunk www.ndr.de

 

 

 

 

 

 

 

Printer-friendly versionPDF version
0

Tornar