Patrimoni Arquitectònic Educatiu


PRESENTACIÓN

Desde el mundo clásico, uno de los ámbitos que ha dotado de identidad las comunidades a lo largo del tiempo ha sido la educación. Más allá de los lazos sociales o de la ubicación geográfica, haber compartido una misma educación orientada a un tipo ideal de humanidad ha sido y es una de las constantes de la evolución de las diferentes culturas hasta la actualidad.

Sin embargo, a menudo, los aprendizajes han ocupado espacios informales, itinerantes, ocasionales y en muchos casos insalubres. Históricamente cátedras, palestras, aulas, gimnasiums, etc., se han desarrollado tanto en el espacio público: en calles, portales y porches como en espacios privados: las propias viviendas de maestros o estudiantes. Sólo en algunos casos se realizan construcciones específicas para el uso educativo y no son mayoritarias. 

Más adelante, en occidente y ya en la Edad Media con la consolidación de las instituciones universitarias aparecen los primeros edificios de tipo educativo, primero siguiendo modelos vinculados a los espacios de culto, para incorporar posteriormente espacios cada vez más especializados. A partir de los siglos XVIII y XIX ya encontramos espacios dedicados también al ámbito infantil o escolar, donde los arquitectos proyectan según el estilo de cada época, dialogando con métodos docentes, normativas, políticas institucionales y el contexto social.

Finalmente, y más allá de los edificios proyectados ya de origen como escuelas o universidades, los espacios educativos han continuado ocupando edificios existentes, algunos de ellos también con valores patrimoniales, siendo una práctica que en la actualidad cumple, además, criterios de sostenibilidad. Estas intervenciones, muy condicionadas también por las necesidades de confort, plantean también reflexiones sobre qué valores deben prevalecer.

El objetivo de las jornadas es generar, a partir de estos retos y oportunidades, un debate y reflexión sobre la necesaria puesta en valor del Patrimonio Arquitectónico Educativo, para evitar que las transformaciones que se llevan a cabo o incluso los procesos de ruina y abandono, impliquen la pérdida de los valores documentales, pero también para ver métodos, procesos y proyectos de intervención que han conseguido incorporar estos valores a proyectos educativos actuales.

Para afrontar esta complejidad, el cursillo se estructura en dos grandes bloques. El primero sobre edificios universitarios y el segundo sobre edificios escolares. Se expondrán casos donde el uso educativo plantea, conflictos entre los valores del edificio como documento arquitectónico y pedagógico histórico (que se encuentran en todas las escalas: campus, edificios, espacios interiores, revestimientos, mobiliario, etc.) y la adecuación del espacio para alcanzar el confort y la configuración necesarios para la práctica docente.

COMITÉ ORGANIZADOR:
Mariona Genís Vinyals, Dra. arquitecta directora
Judit Taberna Torres, arquitecta directora
Victoria Bassa Garrido, arquitecta
Doris Österle, estudiante de diseño
Queralt Garriga, Dra. arquitecta
Dídac Gordillo, arquitecto


REPRESENTANTES DE LA JUNTA DIRECTIVA:
Àlex Gràvalos Torner, secretario técnico de la AADIPA
Marta Urbiola Domènech, tresorera de la AADIPA
CONTACTE:
Correo electrónico: aadipa.curset42@coac.net









Con la colaboración de:  

Logo Capell    Logo Arquia                    
Con el apoyo de:
                             
Printer-friendly versionPDF version